Bajas civiles y magnitud de destrucción en Ucrania apuntan a crímenes de guerra: ONU

Gabriela Sotomayor

Naciones Unidas denunció posibles crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas en Ucrania debido a la magnitud de las bajas civiles y la magnitud de la destrucción de bienes de carácter civil, lo que sugiere “claramente” que se han violado los principios de distinción, de proporcionalidad, el derecho internacional humanitario y la prohibición de los ataques indiscriminados.

“Estos ataques causan un sufrimiento humano inconmensurable, pueden constituir crímenes de guerra y deben cesar”, remarcó la representante de la Alta Comisionada de la ONU en Ucrania Matilda Bogner quien habló con los periodistas por videoconferencia desde Uzhhorod en Ucrania.

Detalló que las fuerzas militares rusas han utilizado armas explosivas con efectos de área amplia en o cerca de áreas pobladas, incluidos misiles, proyectiles de artillería pesada y cohetes, así como ataques aéreos. Viviendas, edificios residenciales de varios pisos, edificios administrativos, instalaciones médicas y educativas, estaciones de agua, sistemas eléctricos han sido destruidos a gran escala, con efectos desastrosos para los civiles y sus derechos humanos, incluidos sus derechos a la salud, la alimentación, el agua, la educación y vivienda.

Desde el 24 de febrero, “hemos recibido denuncias de que las fuerzas rusas disparan y matan a civiles en sus automóviles tratando de escapar, sin tomar precauciones ni dar una advertencia previa efectiva. También estamos dando seguimiento a otras denuncias de que las fuerzas rusas han matado a civiles, incluso durante reuniones pacíficas’’.

“Hemos documentado 22 casos de detención arbitraria y desaparición forzada de funcionarios locales en regiones bajo el control de las fuerzas rusas, 13 de los cuales han sido liberados posteriormente. También hemos documentado la detención arbitraria y la desaparición forzada de 15 periodistas y activistas de la sociedad civil que abiertamente se opusieron a la invasión en las regiones de Kyiv, Kherson, Luhansk y Zaporizhzhia”, agregó.

“También nos preocupan los videos que muestran a los prisioneros de guerra interrogados después de su captura por las fuerzas ucranianas y rusas. Los prisioneros de guerra deben ser tratados con humanidad, no sometidos a actos de violencia y protegidos contra los insultos y la curiosidad pública”, ajustó.

Asimismo, el equipo del ACNUDH en el terreno recibió informes sobre fosas comunes en la ciudad portuaria sitiada de Mariúpol, incluida una que parecía contener 200 cuerpos: «Tenemos cada vez más información sobre las fosas comunes que hay allí», alertó Bogner  quien admitió que tienen muy pocos informes sobre la situación en esa localidad.

“Para darle dos ejemplos: el 3 de marzo, 47 civiles murieron cuando dos escuelas y varios bloques de apartamentos en Chernihiv fueron destruidos, y todo indica que fueron el resultado de ataques aéreos rusos”.

“El 9 de marzo, continuó, el Hospital No.3 de Mariupol fue destruido y lo más probable es que esto también fuera el resultado de un ataque aéreo ruso. Diecisiete civiles, entre ellos niños y mujeres embarazadas, resultaron heridos. Una mujer herida fue ayudada a dar a luz por cesárea poco después del ataque, pero ni ella ni su bebé sobrevivieron. Los médicos los operaron a la luz de las velas’’.

El ACNUDH elevó la cifra de víctimas civiles con al menos 1,035 personas muertas y 1,650 han resultado heridas en un mes de guerra en Ucrania. Entre los muertos se cuentan noventa niños, lamentó Bogner quien agregó que se creía que las cifras reales eran considerablemente más altas debido a los retrasos en los informes de las áreas con intensas hostilidades, incluida la ciudad sitiada de Mariupol, en el sur del país.

Los niños, los más afectados de la guerra

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) estimó que 4.3 millones de niños, más de la mitad de los 7.5 millones de residentes menores de 18 años estimados en el país, han sido desarraigados, incluidos más de 1.8 millones que han huido al extranjero.

“La guerra ha causado uno de los desplazamientos de niños a gran escala más rápidos desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo a Proceso James Elder portavoz de Unicef. “Este es un hito sombrío que podría tener consecuencias duraderas para las generaciones venideras. La seguridad, el bienestar y el acceso de los niños a los servicios esenciales están amenazados por una violencia horrible e incesante”.

Por otra parte, al cuestionarlo sobre denuncias del ministro de exteriores de Ucrania en las que acusa a las fuerzas rusas de haber secuestrado a unos 2500 niños ucranianos y llevarlos a territorio ruso Elder respondió: “estos informes son increíblemente preocupantes”.

“Sí, estamos contratando a un equipo que trabajará específicamente en la documentación y verificación de violaciones graves como el secuestro de niños. Todos estos informes se utilizarán para que todos los perpetradores u organizaciones que cometan tales delitos rindan cuentas plenamente’’, afirmó.

“Paralelamente, estamos apoyando a las oficinas de los defensores del pueblo para ayudarlos a encontrar la resolución más rápida a estos incidentes, pasando por alto la política, la guerra y las hostilidades, y centrándose únicamente en salvar vidas de niños inocentes’’, remató Elder.

Con información de Proceso

Share

You may also like...