Morenistas piden el desafuero de “El Químico” Benítez

Richard Lizárraga Peiro 

Por existir elementos jurídicos y un municipio en crisis, el colectivo “Un Morena Unido Mazatlán” propuso al Congreso del Estado eliminar el fuero político al alcalde Guillermo -El Químico- Benítez y a regidores y la desaparición de poderes para que se celebren nuevas elecciones, en un escenario cada vez más ríspido en el que propio presidente municipal incita a la violencia y al “terrorismo callejero”. 

El sábado el alcalde organizó una manifestación con empleados del ayuntamiento a los que “jaló” con la advertencia de que si no acudían los despediría, y con un reducido grupo de colonos, acarreados bajo amenaza del no reparto de despensas en caso de no asistir. En el mitin convocado por él mismo, el presidente pretendió victimizarse y convocó a la agresión verbal contra regidores del ayuntamiento que no se someten a sus caprichos. 

Este día sábado ocurrió la primera agresión, el primer “contacto” de un grupo de manifestantes, que acudió al Palacio Municipal de Mazatlán, para lanzar insultos contra los regidores opositores a que el alcalde pase por encima de la Constitución Local, la Ley Orgánica Municipal y otros ordenamientos legales.  

El origen del problema radica en la pretensión de “El Químico” Benítez por imponer en la primera reunión del cabildo al secretario del ayuntamiento, al tesorero y al oficial mayor. La mayoría de los regidores se opusieron a esos nombramientos, por lo que el alcalde “reventó” la sesión; las asambleas de cabildo se han reanudado, pero ahora bajo la presión de la violencia callejera y el “terrorismo político” contra los regidores opositores al alcalde.  

El Partido Movimiento de Regeneración Nacional –Morena-, negó postular como su candidato a alcalde de Mazatlán a Guillermo -El Químico- Benítez Torres porque sobre el que pesa una denuncia de violencia de género.  

Al recibir la negativa de Morena, Benítez Torres lanzó insultos contra el candidato de Morena-PAS, Rubén Rocha Moya, contra el dirigente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda y contra el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado. Para despresurizar el problema, el PAS lo postuló su candidato y Morena cedió así a una alianza con el PAS, para sacar adelante la candidatura del “Químico” Benítez y derrotar al abanderado del PRI-PAN-PRD, Fernando Pucheta. 

Al ganar las elecciones y sentarse en la silla municipal, Guillermo –El Químico- Benítez pretendió atropellar las facultades y obligaciones del cabildo con los «nombramientos» de secretario, el tesorero y el oficial mayor, propuestas que fueron rechazadas por la mayoría de los regidores, sobre quien enderezó una campaña de acoso laboral y amenazas. El alcalde escaló en sus agresiones al incitar a la violencia callejera y al “terrorismo político” contra los regidores. 

“Existe una crisis de gobernabilidad en el municipio. Ya existen elementos jurídicos para que el Poder legislativo intervenga. El Congreso debe proceder a la desaparición de poderes y convocar a nuevas elecciones”, precisó Miguel Ángel Ramírez Jardínez. 

El colectivo “Un Morena Unidos Mazatlán”, que agrupa a morenistas auténticos, dijo, en voz de Ramírez Jardínez, que dada la crisis de ingobernabilidad hay temor de que se registren problemas de pago a los trabajadores. “¿Qué va a pasar mañana si no les pagan a los empleados del ayuntamiento?, va a haber una crisis ¿Y quién la va a atacar? Pues el alcalde va a decir que no lo dejan pagarle y se va a agudizar la crisis”, asentó. 

Share

You may also like...