El PAS por la ratificación de AMLO

Richard Lizárraga Peiro 

Desde el año 2014 el Partido Sinaloense ingresó a la agenda estatal y nacional el tema de la democracia participativa en la modalidad de la revocación de mandato. El debate se centró en el establecimiento de un nuevo orden político constitucional que reivindicara los derechos políticos de los mexicanos, necesarios para fortalecer la democracia en el México contemporáneo. 

La participación de los sinaloenses en el proceso de Revocación de Mandato que se celebrará el domingo 10 abril, es la concretización -lograda gracias a la iniciativa del presidente Andrés López Obrador-, del proyecto del PAS llevado al Senado de la República el mes de septiembre de aquel 2014, apoyado por 227 mil 130 firmas de sinaloenses en la figura de una iniciativa de Revocación de Mandato y Consulta Popular.  

El PAS realizó el jueves tres caravanas vehiculares – en Culiacán, Mazatlán y Los Mochis-, llamando a votar a la ciudadanía el domingo próximo para fortalecer el modelo vanguardista de democracia participativa, impulsado López Obrador. El propósito es sensibilizar e involucrar a la sociedad para que haga uso de ese sistema de calificación política-administrativa que permita ratificar o destituir de sus cargos a los funcionarios públicos y representantes populares que le fallan al pueblo. 

La consulta en la figura de Revocación de Mandato -el PAS promueve que se quede AMLO- es un mecanismo de la democracia participativa, es una herramienta en poder de los ciudadanos para proteger la democracia representativa, votando para quitar a los ciudadanos que fueron votados e incumplen con sus promesas de campaña o incurren en actos de corrupción. 

El ejercicio de la participación ciudadana supone una menor distancia entre el gobierno de los representantes y las preferencias de quienes los seleccionan para hablar y tomar decisiones en su nombre. La Revocación de Mandato es un espacio institucional de rendición de cuentas en el que los ciudadanos dejan a un lado el estatus de espectadores para emitir un juicio a través del voto. 

La democracia participativa promueve ciudadanos más atentos, informados, e involucrados en los asuntos públicos que los típicos perfiles desafectos, propios de nuestras sociedades de consumo y opinión. Orienta a individuos que quieren, saben y pueden participar en decisiones colectivas sobre temas que afectan sus vidas, sin limitar su esfera privada ni sus intereses particulares. 

El analista Carlos Ramírez precisó que los que llaman a no ir a votar por las razones que sean, en realidad están retrocediendo el avance de modernización democrática del país con nuevos instrumentos de consulta ciudadana. “El repudio es estimulado por sectores conservadores que han aglutinado a la oposición PRI-PAN-PRD-Coparmex-Claudio X. González-INE, no es otra cosa que el reconocimiento al sistema político elitista que fundó el PRI, que avaló el PRD y que mantuvo el PAN y hará retroceder el reloj de la democracia al 1988 salinista», dijo. 

En Sinaloa, en la víspera de la consulta de Revocación de Mandato, el PAS apoya al presidente Andrés Manuel López Obrador. Aportó más de 164 mil 535 firmas a Morena-INE para que se llevara al cabo la consulta popular y desplegará en todo el estado tres mil 424 observadores para garantizar que el proceso sea limpio y democrático. 

Share

You may also like...