Se esperan contagios “en cadena” en los 18 municipios por el Carnaval de Mazatlán 2022    

Richard Lizárraga Peiro 

El ex director de Gobierno y Asuntos Jurídicos del Ayuntamiento de Mazatlán, Luis Antonio Aguilar Colado, llamó «cabeza de calabaza» al alcalde Guillermo –El Químico- Benítez  y consideró que fue una simulación el dispositivo municipal para evitar los contagios  

Al igual que en Navolato y Ahome, municipios en que las autoridades todavía no respaldan la celebración de eventos masivos, Sinaloa Municipio se sumó a la cancelación de su Carnaval 2022 por considerar que su desarrollo es un atentado a la salud y la vida de la población. Sin embargo, la pachanga de Mazatlán provocará “contagios en cadena” en los 18 municipios de Sinaloa. 

El presidente municipal de Sinaloa Municipio, doctor Rolando Mercado, señaló que, tras un profundo análisis del comité municipal de Salud y especialistas en salud pública, se tomó la determinación de suspender el tradicional carnaval para impedir los contagios y se continuará convocando a la población a que tome medidas preventivas para no infectarse con el coronavirus. 

“Soy médico y sería una irresponsabilidad de mi parte autorizar un evento de esta magnitud, a los cuales acuden muchísima gente”, dijo y precisó que “este tipo de fiestas, principalmente el Carnaval de Mazatlán, en los próximos provocará un repunte en los casos de Covid-19” en los 18 municipios de Sinaloa. 

En Navolato se canceló el Carnaval de Altata; en Ahome se suspendieron las fiestas de Topolobampo, San Miguel y Villa de Ahome pese a que son eventos más pequeños que el de Mazatlán 2022. No se celebrarán para evitar que aumenten las cadenas de contagio y muertes por coronavirus.   

El doctor Rolando Mercado dijo que “Sinaloa Municipio no tendrá carnaval; vamos a continuar con las medidas de la secretaría de salud. Soy médico. Sería una irresponsabilidad de mi parte autorizar un carnaval porque en el carnaval, con la pandemia y con las nuevas variantes, va a ver un repunte”. 

Sostuvo que “posteriormente a los eventos del carnaval de Mazatlán va a ver un repunte y esa es responsabilidad de la sociedad; coincido con el secretario de salud, Héctor Melesio Cuén, y con el gobernador Rubén Rocha Moya: tenemos que cuidar la salud de los ciudadanos, que la ciudadanía sea responsable y que verdaderamente utilicen las medidas preventivas”. 

El alcalde dijo que como autoridad municipal “no nos queda más que esperar los repuntes que se puedan dar en los próximos días; sobre todo en los jóvenes que son quienes acuden a este tipo de eventos, por lo que no descarto que se pudiera instalar algún filtro para evitar una propagación de la enfermedad y nuevas variantes, ya que el carnaval de Mazatlán es internaciones y acuden muchas personas de otros estados y países”. 

“De Sinaloa Municipio y de otros lugares va a ir mucha gente ¿quiénes se van?, pues los jóvenes, y los jóvenes adquieren enfermedades asintomáticas y son portadores del virus, y regresan y contagian a sus familiares que están en su casa, adultos mayores. La verdad que será necesario implementar algunas medidas como un filtro; esperemos que no se dé, pero de que se va a esperar un repunte se va a esperar un repunte”. 

El abogado Luis Antonio Aguilar Colado, ex director de Gobierno y Asuntos Jurídicos del Ayuntamiento de Mazatlán, dijo que el dispositivo de “bioseguridad” que el alcalde Luis Guillermo –El Químico- Benítez se comprometió instalar para impedir los contagios de Covid en los eventos masivos del Carnaval fue pura “simulación, engaño y burla hecha en contra de los mazatlecos”. 

“¿Cuál sana distancia? ¿cuáles extremas medidas de seguridad? ¿cuáles filtros sanitarios? pura simulación y engaño para lograr un objetivo, el carnaval; eso de los costos en la economía, de la imagen turística del puerto y todas esas artimañas que el gobierno municipal enarboló como justificante para desarrollar el carnaval, fueron sólo eso, artimañas”, puntualizó. 

Consideró que la celebración del Carnaval de Mazatlán “es un atentado a la salud que tenía bien planchado y operado el ‘cabeza de calabaza’, también conocido como el “cínico” o “quimiquín”; a nivel federal contó con el apoyo del secretario de Turismo, Miguel Ángel Torruco” 

“De nada sirvieron las recomendaciones médico-científicas de secretario de Salud, Héctor Melesio Cuén Ojeda, ante la tozudez de un iracundo y desviado mental que a toda costa quería su carnaval para no quedar mal con sus jefes los turisteros mazatlecos”, indicó el abogado Luis Antonio Aguilar Colado. 

Share

You may also like...