La “generosidad” de Graciela con Quirino Ordaz

Álvaro Aragón Ayala 

La titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura, Graciela Domínguez Nava, entró a la fase de la “generosidad” con el ex gobernador Quirino Ordaz Coppel que optó por gastar millones de pesos en maquillar su imagen, en la construcción de estadios que “regaló” a particulares y que no rehabilitó las escuelas “por falta de dinero”.   

La funcionaria de educación reveló que serán 500 las escuelas que regresarán en enero a las clases presenciales, si es que no repunta la pandemia. Los planteles, de acuerdo al reporte de Domínguez Nava, registran carencias y necesidades de higiene e infraestructura. En algunas instalaciones hay fallas en el servicio de agua y energía eléctrica.   

En cambio, el reporte de los maestros de la Sección 27 y 53 del SNTE eleva la cifra de escuelas en estado de desastre a mil 552 por falta de mantenimientos y de servicios públicos 

La titular de SEPyC informó, además, de 316 reportes de robos en escuelas, de los cuales 311 siguen un proceso de “resolver” en la aseguradora: 64 escuelas cuentan con más de un reporte de robo, y 20 ya recibieron su finiquito por parte de la aseguradora. 

Dos meses antes de cumplir con su mandato como gobernador, Quirino Ordaz Coppel dijo que no contaba con dinero para reparar las escuelas abandonadas o vandalizadas durante la pandemia, en tanto suscribía un nuevo contrato de publicidad con Ricardo Salinas Pliego y el gobierno de Quirino Ordaz 

El gobierno estatal firmó en octubre un contrato de publicidad de 15 millones de pesos para «acciones de promoción» en el estadio Kraken, sede del club Mazatlán FC. 

El coloso deportivo fue construido por el gobierno de Quirino Ordaz con una inversión pública de 652 millones de pesos, 192 millones más de lo que se proyectó al principio. El estadio fue “regalado” para su explotación deportiva-comercial a Ricardo Salinas Pliego 

Durante su administración, calificada por la propia Graciela Domínguez Nava en función de diputada de la 63 Legislatura como opaco y dado a la frivolidad y al dispendio, Quirino Ordaz Coppel erogó casi 2 mil millones de pesos en la construcción y rehabilitación de estadios deportivos, concesionados a la iniciativa privada. 

El gobierno de Quirino Ordaz no tuvo dinero para rehabilitar las escuelas, pero si gastó más de mil 905 millones de pesos para construir la falsedad de un gobierno “echado para adelante”, para colocarse en el escaparate político como mercancía infalible, pero el personaje que representó, al final se reveló como una farsa, como mera añagaza propagandística. 

Quirino dejó las escuelas en estado de ruina física. Graciela Domínguez le concede la “generosidad” de contar solo 500 escuelas en estado de desastre… 

Share

You may also like...