Sinaloa y la Universidad contra el crimen

Álvaro Aragón Ayala 

Ilustra Carlos Marx en su “Elogio del crimen” –texto póstumo editado entre 1860 y 1862-, sobre la conexión que existe entre delincuencia como rama de la producción y el conjunto de la sociedad. Dice que “el delincuente no produce solamente delitos: produce: además, el derecho penal y, con ello, al mismo tiempo, al profesor encargado de sustentar cursos sobre esta materia y, además, el inevitable compendio en que este mismo profesor lanza al mercado sus lecciones como una ‘mercancía’”.  

Bajo la teoría marxista “eI delincuente produce, asimismo, toda la policía y la administración de justicia penal: esbirros, jueces, verdugos, jurados, etc., y, a su vez, todas estas diferentes ramas de industria que representan otras tantas categorías de la división social del trabajo; desarrollan diferentes capacidades del espíritu humano, crean nuevas necesidades y nuevos modos de satisfacerlas. Solamente la tortura ha dado pie a los más ingeniosos inventos mecánicos y ocupa, en la producción de sus instrumentos, a gran número de honrados artesanos”. 

Abrazos no balazos 

Desde que asumió la presidencia de México, el 1 de diciembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador anunció una estrategia de seguridad diferente a la de gobiernos anteriores. “Abrazos no balazos”, precisó el mandatario: los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto encargaron la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada a las Fuerzas Armadas. 

En el pasado régimen las policías municipales y estatales responsables de la prevención e investigación de delitos comenzaron a ser controladas por militares en retiro o en activo con enlaces de poder con comandantes de zonas militares o con los grupos de influencia en los altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional.  

Con el gobierno de la Cuarta Transformación, la lucha armada contra la delincuencia –en sus diferentes manifestaciones- no sería así, cambiaría radicalmente. En adelante -dijo el presidente Obrador- para el combate a la violencia se utilizarían sobre todo, programas sociales y la promoción de empleos. 

En la praxis, AMLO se propuso combatir las causas sociales y económicas que originan la delincuencia: la pobreza, la marginación, la falta de empleos, la corrupción y la complicidad de los cuerpos de seguridad pública con grupos delictivos. 

Obrador desplegó los programas del Bienestar y el apoyo en becas o ayudas económicas a la población tradicionalmente olvidada, pero llegó la pandemia y….  

Gobernadores del Noroeste 

De los encuentros que ha sostenido el gobernador electo Rubén Rocha Moya con los gobernadores del Noroeste, partió la alianza “Noroeste Mexicanos en transformación”, con el propósito de “reforzar” turismo, seguridad y pesca y otras actividades primarias y secundarias… 

En Sonora se reunieron los próximos gobernadores de Baja California, Marina del Pilar Ávila; de Baja California Sur, Víctor Castro; de Sinaloa, Rubén Rocha Moya; de Nayarit, Miguel Ángel Navarro; y el de Sonora, Alfonso Durazo. Todos pertenecientes al partido Morena. 

«Es la primera vez que se reúne un grupo de futuros gobernadores relacionados con esta área del Pacífico, que tiene la característica, además de regional, de que todos los gobernadores y gobernadora electa representamos a la Cuarta Transformación. Es una coincidencia política que facilita las propuestas y a futuro la materialización de las mismas», dijo Alfonso Durazo. 

Los gobernadores pusieron sobre la mesa el tema de la seguridad y acordaron sumar esfuerzos para hacerle frente a los grupos criminales y evitar la disputa de las organizaciones delictivos que ocasionan derramamientos de sangre y efectos colaterales graves en la sociedad civil. 

El tema de la seguridad 

Rubén Rocha Moya sostuvo un dialogo abierto con el presidente Andrés Manuel López Obrador en la reunión con gobernadores electos y en funciones de Morena para delinear estrategias en materia de seguridad y disminuir los homicidios dolosos en el país  

El gobernador electo informó que en el encuentro se hizo hincapié “en la necesidad de que en las designaciones que hagamos en el área de seguridad prive sobre sobre todo la honestidad; el tema de perfiles muy transparentes, realmente comprometidos con la necesidad de pacificar a nuestros estados; el tema de la no corrupción, la no impunidad; impunidad y corrupción cero es una consigna que tenemos como movimiento y hay que llevarla adelante”. 

Entre los temas de seguridad tratados, enumeró la ampliación de la Guardia Nacional con la construcción de nuevas bases en los estados; acciones de coordinación de las entidades con la federación, sobre todo para el combate al homicidio doloso, por lo que se proyecta el establecimiento de la Coordinación Nacional contra el Homicidio; y fortalecer la capacitación en actos de investigación para la trilogía procesal ministerio público-policía-perito, es decir, que haya una investigación científica, fundamento de su propuesta para crear la Universidad del Policía. 

En Sinaloa se puede instalar la primera Universidad contra el Crimen del noroeste del país después del fracaso del Instituto de Estatal de Ciencias Penales y Seguridad Pública de Sinaloa que opera como si fuera escuelita privada donde se comercializa a granel con cursos, seminarios, diplomados y talleres en criminología, seguridad pública, etc., que genera cientos de miles de pesos de utilidades no transparentadas.   

Share

You may also like...