“Extraviados” 2 mil millones del SIAP en la gestión de Quirino y Fernando Sandoval

Alejandro Luna Ibarra

Por fin llegó el día de la convocatoria de cambio de dirigente de la sección 53 del SNTE, luego de dos años de retraso –que se convirtió en un periodo de seis años– de la dirigencia más desastrosa de la historia de la sección. Un período extremo de terrorismo laboral contra el magisterio, de violación de derechos y de vil saqueo del patrimonio de los maestros y del erario público –como el “regalo” de plazas de supervisión a políticos sin perfil, para el pago de favores políticos– operado por los dirigentes sindicales en complicidad con los gobernadores en turno.

Sólo del fideicomiso SIAP, de ahorro para el retiro de los maestros, se han llevado a la fecha más de 6 mil millones de pesos, sin contar más de 4 mil millones de pesos que fueron desviados del fondo de vivienda del ISSSTEESIN, no obstante, ante las crecientes críticas por su voraz y nefasto desempeño –que pone en riesgo la permanencia de ese grupo en el poder del sector educativo, en las próximas elecciones sindicales—, el dirigente seccional en turno, Fernando Sandoval, pretende confundir con mentiras al magisterio y se lanza contra el gobernador Rubén Rocha Moya, acusándolo de no pagarle las deudas que le dejaron los gobiernos anteriores.

En un documento público dirigido a los trabajadores de la educación, difundido este viernes, 04 de febrero, Sandoval afirma que “jamás hemos tenido intervención en la operación y menos en el manejo de esos recursos”, cuando hace apenas tres meses (en noviembre), luego de que se publicara en ClavE281 la suspensión del desvío del ISR de los conceptos Z1 y Z2, que era su principal fuente de financiamiento, afirmaba que “el SIAP está seguro” y mentía al decir que toda la información del saldo y sus inversiones “se dará a conocer por los conductos estatutarios”, pues a unos días de concluir su periodo, el saldo y el manejo de esos recursos siguen siendo un misterio.

El nueve de diciembre del 2021, Sandoval informaba, en conferencia de prensa, difundida por la mayoría de los medios de comunicación, que el SIAP “está consolidado”, que “sus beneficios siguen sin lugar a dudas”, que sigue otorgando préstamos a los trabajadores y bonos de retiro al momento de jubilarse y que ya le había hecho llegar a Enrique Díaz Vega (el secretario de administración) toda la información al respecto y que estaba muy contento por los beneficios del SIAP.

Decía: «El SIAP no está en peligro. Está seguro. Está salvaguardado. No hay fundamento alguno, en algunas declaraciones o señalamientos que digan que donde está el recurso. Qué va a pasar con el SIAP. El SIAP está seguro. El SIAP no se está disolviendo, no está ocurriendo como pasó en la sección hermana.

Si bien es cierto, en la otra administración, por motivos de cuestiones fiscales y hacendarias, pero sobre todo fiscales, se hizo una modificación en los conceptos perceptivos que se reflejan en el talón de cheque, no así con el fideicomiso como tal. Repito, el SIAP está resguardado, como siempre ha estado, para beneficio de los trabajadores. En ese sentido decirles, que los beneficios de este fideicomiso se conservan. Los beneficios que tenemos con él no se están perdiendo. Están garantizados. Los recursos que genera el SIAP ahí están en el gobierno del estado, no se han dispersado, no están perdidos, mucho menos están en peligro. Y ¿de qué beneficios estamos hablando? Estamos hablando de los préstamos SIAP, que se generan 4 veces en el año y aquí tenemos responsable, que es la maestra Cinthia Berenice, que es la maestra responsable. Este beneficio se da en los meses de abril, de julio, septiembre y estamos por ejecutarlos ahora en este mes de diciembre. Debo decirles, que este tema ya lo platicamos con Enrique Díaz Vega, el mismo se sorprendió del tema, y me dice, maestro Fernando, que bueno que me da usted estos datos, acerca del sistema de ahorro y préstamo, que es lo que significa SIAP, antes DILIC, antes CEBE. Pero además de los préstamos SIAP tenemos el fondo de retiro SIAP que se da a todos los trabajadores que se jubilan. El monto varía, de acuerdo a la percepción de cada uno y a la variación del nivel en que cada uno desarrollo su vida laboral. Obvio, no es la misma de un supervisor, un director o un maestro de plaza inicial. También debemos decir, que en esta prestación están los seguros, uno por 50 meses y otro hasta por 36 meses. Aclarando que estos beneficios están seguros, están garantizados, en ningún momento, ningún trabajador, que tenga la necesidad por jubilación o por necesidad, se va a ver comprometido el apoyo del SIAP, pero lo más importante, esta prestación no se le descuenta al trabajador, se genera precisamente del ISR. Es una prestación que se generó hace años por una cuestión hacendaria entre el gobierno del estado y la federación. Quiero dejar pues muy claro que el SIAP está seguro. El SIAP está resguardado. No corre ningún peligro y por lo tanto, no hay lugar a señalamientos de qué va a pasar con los fondos que hay ahí. Ahí están en el gobierno. Estamos platicando ya con Rubén Rocha Moya y vamos a buscar la mejor manera de que estos recursos sean siempre en beneficio de los trabajadores. Por lo pronto, no hay duda, los beneficios siguen garantizados». (Fragmento de la versión estenográfica de la conferencia del 09 de diciembre del 2021, ofrecida por Fernando Sandoval).

¿Por qué los maestros conocían esta información? ¿Quiénes ha sido los beneficiarios de los préstamos o han recibido los bonos de retiro? ¿Por qué durante los seis años de la gestión de Fernando Sandoval nunca se informó nada al respecto?

Sin embargo, la pregunta más importante ahora es, si es él quien tiene o no toda la información al respecto, porqué pretende que sea el gobernador –que apenas va llegando–, el que informe del desorden y saqueo que cometieron los anteriores gobernadores con el consentimiento y complicidad de su dirigencia sindical.

¿Por qué si el gobernador Quirino Ordaz no pagó los 2 millones 300 mil pesos mensuales de renta de la USE (138 millones en 5 años) Fernando Sandoval no dijo nada, ni le hizo ninguna reclamación airada, ni arenga, como lo hace ahora con el gobernador Rubén Rocha Moya, quien no le generó la deuda?

Y más aún ¿por qué no habla, Fernando Sandoval, de los más de 2 mil millones de pesos (400 millones anuales) que el gobierno de Quirino Ordaz Coppel recogió del ISR del 25 por ciento del sueldo de los trabajadores durante su gobierno y que no aparece en las arcas del SIAP? ¿Qué uso le dieron a ese dinero Fernando Sandoval y Quirino Ordaz Coppel? La Auditoría Superior del Estado informó en el 2019, que el fideicomiso 20004850 capta retenciones efectuadas por el gobierno del estado a los trabajadores por concepto de prestaciones (Z1 y Z2) y que en el 2017 se retuvieron 403 millones 427 mil 292 pesos, aunque sólo pagó 151 millones 818 mil pesos. Por qué si Fernando Sandoval tenía cada mes la información del depósito de las retenciones no reclamó en su momento al gobierno el faltante como lo hace ahora? ¿Cuánto de esos 2 mil millones sí le entregó Quirino al SIAP y no aparece en el fondo? Si cada año le retuvieron a los trabajadores, por concepto de prestaciones (Z1 y Z2), 403.5 millones de pesos, sólo en los últimos tres sexenios –Jesús Aguilar, Mario López Valdez y Quirino Ordaz Coppel (17 años) -le habrían retenido 6 mil 850.5 millones de pesos (403.5 x17=6,859.5). ¿Dónde está ese dinero? No es Rubén Rocha, sino Fernando Sandoval, Quirino Ordaz y Mario López Valdez los que deben explicarlo.

Pero eso no es todo, Fernando se lanza también contra sus propios agremiados que se atreven a pedir cuentas, a quienes descalifica como “un grupúsculo que no representa a nadie en nuestro sindicato”, sin embargo, los propios estatutos del sindicato establecen que los afiliados (a quienes se les descuenta la cuota sindical, y tienen evidencia en ello en su talón de pago) tienen derecho a pedir información sobre el patrimonio de su organización y los dirigentes están obligados a proporcionársela. Quien está incumpliendo con su obligación, según los estatutos, es el propio Fernando. Además, les llama “aventureros que abandonaron a su organización”, sin embargo, los maestros a los que se refiere no sólo son miembros activos del SNTE con todos sus derechos a salvo –lo que demuestran el descuento en su talón de pago–, sino que algunos de ellos también están interesados en dirigir a su sindicato, por lo que en sus propias palabras Fernando Sandoval exhibe su mezquindad e intolerancia con quienes –en todo su derecho–, no están de acuerdo con él.

Esto es sólo la punta de iceberg de las irregularidades cometidas por la dirigencia de la sección 53 que hoy vive su proceso de renovación. ¿Seguirá tolerando el magisterio la injusticia laboral y el saqueo de su patrimonio, promovida por el grupo dirigente de la sección, o se armará de valor para buscar una dirigencia más honesta y democrática?

Con información de ClavE281

Share

You may also like...