Dime con quien trabajas…

Antonio Quevedo Susunaga

Entre los sinaloenses se han levantado muchas expectativas acerca del equipo de trabajo con el que arrancará el gobernador Rubén Rocha Moya, porque dice un viejo dicho “dime con quién andas y te diré quién eres», y el otro de nuestra cosecha que reza «dime con quien trabajar y te diré que rumbo tomará tú gobierno”.

La preocupación de los sinaloenses es que hay muchos corruptos, de los viejos partidos PAN, PRI y PRD, que buscan colocarse en la nueva administración, y de lograrlo, sería una mala señal qué enviaría la administración de Rocha Moya.

Es cierto que en su relación con la Universidad Autónoma de Sinaloa hay muchos expertos que no están en la política, pero conocen con precisión los problemas de Sinaloa y que pueden fortalecer a la nueva administración.

En este nuevo gobierno, los sinaloenses quieren un verdadero cambio, “no quieren a los mismos de siempre”, quieren gentes honestas, visionarios, con proyectos, sobre todo, honestos, no regresar los esquemas de corrupción, con mentiras renovadas y hacer una administración transparente.

El reto es mayor para Rocha Moya, y él que será su equipo, porque arribó con todas las expectativas porque la gente expreso con su voto el cansancio de los gobiernos priistas.

En realidad, no tenemos desespero de quienes encabezarán cada dependencia, de entrada, es posible que haya cogobierno MORENA-PAS, porque fue la alianza la que obtuvo el triunfo.

Esta decisión, también aplica para todos los municipios que ganaron Morena-PAS, pero fundamentalmente en Culiacán, Mazatlán y Ahome, en donde los integrantes de estas administraciones debe ser gente de ambos partidos políticos.

Entre los nombres comunes y congruentes por la cercanía que tienen con Rocha Moya, están: el secretario general de Gobierno, Enrique Inzunza Cázarez; otra persona que se citó fue Ruth Díaz Gurría, para la secretaría de Bienestar; Adriana Ochoa del Toro, sin duda una periodista y comunicóloga con amplios conocimientos y discreta, no anda con protagonismos.

La que no hay duda de que estará es Graciela Domínguez Nava, que es parte de su equipo; ignoro el caso de Tere Guerra.

En el caso de Jaime Montes Salas, no tengo duda, porque Rocha no sacrificaría a un pilar importante para Andrés Manuel López Obrador, que es el caso de Montes.

El otro caso es qué Héctor Melesio Cuén Ojeda, seguramente estará en el equipo de Rocha, no hay una explicación como para que quede fuera, no sería bien visto después del trabajo que hicieron en Alianza.

Es evidente que los sinaloenses no tienen prisa para que se integre el equipo, sí la tienen para corregir vicios, corrupción y acciones “aparentemente honestas” que abundan en el gobierno que está por terminar.

Share

You may also like...