En orfandad más de 140 mil niños, niñas y adolescentes por Covid 19: Dip. Angélica Díaz de Cuén

Ante la grave situación económica que ha dejado el Covid 19 en los hogares de Sinaloa, entre ellos el gran índice de orfandad, la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la diputada del PAS, Angélica Díaz de Cuén, exhortó a las autoridades federales para que las becas destinadas para los huérfanos por la pandemia del Covid 19 sean hasta que cumplan la mayoría de edad o bien hasta que concluyan sus estudios profesionales y no quede en un apoyo de 10 meses, además que se integre al presupuesto como un programa permanente y también se les incorpore al padrón de beneficiarios de becas para estudiantes.

A través de un posicionamiento enviado a la diputación permanente, Díaz de Cuén dijo que esta propuesta  es lo humanamente razonable para que todos estos niños, niñas y adolescentes que han perdido a sus padres a causa de esta enfermedad, puedan continuar con sus estudios, y sea a la vez un apoyo para las familias que los reciban en sus nuevos hogares.

«Los daños que deja el coronavirus a su paso por México son profundos y con fuertes repercusiones en materia económica y social, y como ejemplo están los 12 millones de empleos que se perdieron durante el primer cierre de actividades para evitar la propagación de contagios. Asimismo, especialistas coinciden en señalar que el impacto de la crisis del Covid 19 en México también repercute en la seguridad, el Estado de Derecho, la salud infantil, los derechos de las mujeres y, en general, en el ingreso de la población».

Según un estudio de la Universidad de Oxford, publicado en la revista médica “The Lancet”, en México entre el 1 de marzo de 2020 y el 30 de abril de 2021, existen 33,342 los menores de edad que perdieron a su madre, 97,951 que perdieron al padre y 32 a ambos, así como 4,429 niños y niñas perdieron a su abuela, alrededor de 5,342 a su abuelo y 36 a ambos, acumulando un total de 141,132 niños y niñas que enfrentan el duelo de muerte por sus padres y abuelos.

Díaz de Cuén añadió que estos datos revelan que nuestro país cuenta con el mayor número de niños y niñas en orfandad a consecuencia del coronavirus, por encima de Estados Unidos, India y Brasil; por lo que, con dicha tendencia y sumando a ello la llamada tercera ola del Covid que todavía estamos padeciendo, seguramente ya se superó la cifra de 200,000 niños y niñas que han quedado en la orfandad en México.

El mismo estudio señala que, los niños que pierden a sus cuidadores tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de salud mental, violencia física, emocional y sexual, y pobreza familiar. Asimismo, menciona que estas experiencias adversas aumentan el riesgo de suicidio, embarazo adolescente, enfermedades infecciosas, incluido el VIH/sida y otras enfermedades crónicas.

«Como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de este Congreso, reconozco este primer esfuerzo que se está haciendo desde el Gobierno Federal para apoyar a los niños, niñas y adolescentes que han quedado huérfanos a causa de la pandemia, ya que, particularmente en el caso de Sinaloa, debemos conocer cuáles son las cifras reales de casos de orfandad, pues, hasta el momento, los datos que se conocen es a través de información publicada por diversos medios, en la que se señala que hasta el día 12 de agosto de este año, se habían solicitado 159 becas como apoyo para menores de edad que perdieron a sus padres».

Share

You may also like...