Desencadena “terrorismo” diputada local e insulta a regidores de Mazatlán

Richard Lizárraga Peiro 

La diputada local Victoria Sánchez Peña desató el “terrorismo legislativo”, como una nueva modalidad para intentar desacreditar, satanizar y ejercer presión contra 8 regidores del ayuntamiento de Mazatlán que se oponen a que el alcalde Guillermo -El Químico- Benítez Torres imponga, pasando por encima de las facultades y obligaciones del cabildo, al secretario, al tesorero y al oficial mayor del ayuntamiento de Mazatlán. 

La legisladora, quien blasona poseer una licenciatura en derecho, desconoce los alcances de la Constitución Local, la Ley de Gobierno Municipal y las atribuciones y obligaciones de los regidores, insultó a los opositores a que el alcalde gobierne de manera antidemocrática y abusiva calificándolos de “hostiles y protagonistas”. 

El viernes pasado, “El Químico” Benítez convocó a la violencia callejera y al «terrorismo político» contra los 8 regidores. La diputada hizo eco del llamado del alcalde a la agresión contra los regidores. 

El alcalde Benítez Torres no atiende las sugerencias del gobernador para resolver de manera racional la crisis de gobierno que se vive en Mazatlán. La diputada local se pasó también por “el arco del triunfo” las recomendaciones del gobernador y escaló al plano del insulto y los calificativos “echándole más leña a la hoguera”. 

El origen del conflicto descansa en el plan del alcalde mazatleco, que le apuesta gobernar sin ninguna sugerencia ni propuestas del cabildo, sin críticas ni frenos ni con los equilibrios propios de un sistema municipal democrático, para poder cuajar libremente millonarios negocios con la “operación triangulada” de recursos públicos -municipales, estatales y federales-. 

La diputada Sánchez no solo calificó de “hostiles y protagonistas” a los regidores opositores al jefe del ejecutivo municipal, sino que le entró a la tergiversación de la realidad acusándolos de querer imponer funcionarios, cuando en realidad quien intenta imponer al secretario, al tesorero y al oficial mayor es el alcalde, violando la Ley de Gobierno Municipal y otros ordenamientos legales, para intentar erigirse en autoridad plenipotenciaria, única, sin ninguna crítica ni contrapeso.  

De acuerdo con el artículo 38 de la Ley de Gobierno Municipal, es facultad del alcalde proponer, no imponer, candidatos a secretario, tesorero y oficial mayor, para ser sometidos al Pleno del Cabildo, para su aprobación o rechazo. 

Jurídicamente priva, en apego a la Ley Orgánica Municipal, la máxima de que el alcalde propone y el cabildo dispone o aprueba….  

Share

You may also like...